Cómo poner límites a los niños pequeños



Muchas veces hemos pensado que poner límites a los niños no sería la forma más adecuada de educar. Sin embargo, el "dejar hacer" libremente y sin ninguna regla no conduce a ninguna parte y puede traer problemas a futuro.
Los niños debe sentirse contenidos y cuidados, pero además, guiados por sus padres. Por ello, deben tener límites aplicados en un ámbito saludable, sin recurrir a actos violentos, sanciones o gritos. 

Ser padres hoy no es una tarea fácil, por eso saber con seguridad lo que debemos hacer, permitirá que el niño se sienta protegido y seguro de sus actos.
Acuérdate siempre de que los límites marcan el camino a seguir y no son sinónimo de castigo. Una norma bien puesta puede ayudar al niño a saber cómo continuar. 

Ahora bien, ¿cómo poner límites a los niños?, ¿cómo conseguir que los acepten?

Aquí podrás ver algunos consejos:

* Sé seguro/a de vos mismo/a. Los niños necesitan ver seguridad en sus padres para lograrla en sí mismos. 
* Cuidado con ser demasiado permisivos. No poner límites conduce a que el niño se encuentre perdido y no sepa qué decisión tomar, porque nadie le enseñó cuáles son los caminos. 
* Mantén la calma frente a los berrinches. 
*coherente. Si un día permites al niño que tome lo que no puede y al otro día se lo das, estarás perjudicándolo. Lo mismo sucede si no actúas con el ejemplo. 
* Cuida a tu hijo. Los niños son curiosos y necesitan explorar el espacio. Eso no quiere decir que sean malos por tocar todo o subirse a la mesa. Sólo trata de sacar de su vista objetos peligrosos que puedan lastimarlo. 
* Ponerse de acuerdo con la pareja. No sirve de nada que la madre diga que sí y el padre que no, o viceversa. 
* Sé claro al poner una regla. El niño entenderá mejor la norma.
* Poner límites no significa ser violento o mostrarse enojado. No llegues al punto de estallar, los límites se construyen con trabajo y firmeza. Puedes explicarle al niño el por qué de una regla e ir de a poco para que la entienda. 
* Si siempre dices lo que NO se debe hacer, trata de poner normas en donde SÍ se pueda hacer. 
* Escucha las necesidades del niño. Así él aprenderá a escuchar las tuyas.
* Establece límites según la edad y madurez de los niños.
* El poner límites brinda al niño un ámbito de contención y da lugar al desarrollo de la autoestima y la madurez. 
* Si siempre retas al niño y le muestras lo que hace "mal", es hora de celebrar cuando se comporta bien. Otra manera de fomentar sus logros. 
* Paciencia en el proceso. Los límites no son mágicos, por ello debemos ser constantes en nuestras acciones y, sobre todo, pacientes. 


Más información y enlaces de interés:



19 comentarios:

  1. Berenice esta entrada es muy buena y todos los padres deberían leerla. Pero qué ocurre, seguro que muy pocos lo harán porque ellos estarán trabajando, y lo peor es que cuando regresen del trabajo no querrán ponerse a discutir con sus hijos y lo que ayer fue no hoy es sí.
    Besossss hoy desde
    http://norma2-siempreesprimavera-norma2.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Hola Norma. Muy cierto eso. Los padres no tienen mucho tiempo, pero tal vez puedan hacerse un lugar, dejar las redes sociales por un minuto y leer este artículo :) Espero que puedan aprender a poner límites de forma adecuada. Un beso enorme y gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  3. Un entrada fantástica, Bere. Como tu dices ser padre hoy, no es tarea fácil, pero se hace absolutamente necesario poner límites. Los niños se sienten así más seguros y saben hacia donde se tienen que dirigir. Ser demasiado permisivos es un error en el que caen muchos...¡y claro!Eso pasa factura con el tiempo.

    Un abrazo muy grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pilar. Me alegra que te haya gustado. Y muy cierto lo que decís, con el tiempo es peor. Te mando un beso enorme :)

      Eliminar
  4. Aunque nos parezcan que los niños no dicen cosas interesantes,estamos errando porque son sabios bajitos, así que tendriamos que prestarles más atención y darle la oportunidad de según que opiniones.

    Besitos amiga linda, feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. Sí, concuerdo con vos Rosana. Hay que enseñarles a razonar y, por ende, a equivocarse y tomar sus caminos. Pero también es importante guiarlos en ese camino a veces :)

    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  6. Que buena entrada Bere.Abordar tema de los límites en la escuela y en el hogar se ha vuelto fundamental porque sabemos como docentes todos los problemas que acarrea no resolverlo a tiempo.
    Ya lo agrego en mi entrada y muchas gracias por enlazarme!

    Buen fin de semana.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  7. Hola Sandri. Sí, es un tema un poco complicado a veces. Por eso hay que saber cómo actuar de la mejor forma para que los niños no salgan perjudicados y, a su vez, se sientan contenidos.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  8. Hola Bere qué cambios en tu blog ....a full con la tecnología .Quedó fabuloso !!!
    Qué tema el de los límites ... está super interesante . Felicitaciones !!
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Gracias Vivi, me alegra que te gusten los cambios del blog. Estoy a full, pero me encantaría aprender sobre diseño y esas cosas de los blogs... No es nada fácil para mí, jeje.
    Gracias por tu comentario. Te mando un beso enorme.

    ResponderEliminar
  10. Bere...me voy un ratito y pum...cambios en el blog!jejeje....Con el calor, las vacaciones, poco me estoy sentando frente al ordenador. Dos cosas: me encanta tu nuevo diseño.
    -Genial la entrada sobre los límites, hace unas semanas leía un artículo precisamente sobre los "hijos tiranos" como suelen llamarles,y lamentablemente, tengo ahora varios momentos en la playa de ocio, observo muchas conductas de padres-hijos que pena me dan...En fin, lo importante es poner al alcance de las familias información, en pos del niño o niña y su educación.
    Bueno,el verano intenso sigue por aquí...
    Beset grande!

    ResponderEliminar
  11. Hola Silvina! Gracias, me alegra que te guste el nuevo cambio, aunque creo que lo voy a volver a cambiar, jaja. Algunas cosas no me gustan.
    Y sí, a veces da pena cómo tratan los padres a sus hijos. Hay que tener mucho cuidado a la hora de marcar los límites, no sea cosa que después tengan que lamentar el haber puesto una regla.
    Un beso enorme. Disfrutá mucho de las vacaciones :) Por acá no hace tanto frío por suerte, días otoñales más que primaverales.

    ResponderEliminar
  12. Hola Berenice!Gracias por visitar mi blog, el tuyo es muy interesante ya soy seguidora..seguiremos en contacto.Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por seguirme. Nos mantenemos en contacto. Tu blog también es muy interesante. Mucha suerte! Saludos.

      Eliminar
  13. Fantástico este artículo oye! No conocía tu blog y me he llevado una grata sorpresa tras visitarlo, mucha suerte con él (aunque veo que no necesitas mucha jeje), un abrazo desde Valencia :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por visitarme! Me alegra que te guste la página. Siempre se necesita suerte :) Así que muchas gracias e igualmente. Un saludo.

      Eliminar
  14. ¡Menudo cambio! Me gusta, Bere, así está todo más a mano. En cuanto a la entrada sin duda fabulosa y llena de sabiduría. ¡Que bien le va a venir a muchos padres! Un beso.

    ResponderEliminar
  15. ¡Muchas gracias Ana! Qué lindo que te guste el cambio, y pretendo hacerle más cambios, jaja. No paro.
    Es importante que sepamos poner límites de forma correcta. ¡Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  16. Qué post tan bonito y útil!!! Tienes un blog precioso!!!
    Un millón de besos

    ResponderEliminar

Gracias por visitar burbujitaas.blogspot.com ¡Tus mensajes son bienvenidos!

 
Aviso Legal