24 de marzo: Día de la memoria por la verdad y la justicia



Todos los 24 de marzo en Argentina se recuerda el Golpe cívico-militar, un hecho que sucedió hace 36 años y marcó una herida muy profunda a nuestro país, violando los derechos humanos y la libertad de las personas. 

Los niños de la época actual aún no habían nacido cuando ocurrió este episodio, muchos papás tampoco... Pero lo cierto es que significó el dolor y pérdida de miles de personas; la censura y prohibición, el miedo, los desaparecidos... 
Por ello es importante, HOY, recordar, tener memoria y enseñar la verdad a los niños desde pequeños. 
Estamos acá por algo, luchemos por la VERDAD y la JUSTICIA, tengamos MEMORIA y pidamos que NUNCA MÁS el miedo invada nuestras mentes. 

Las censura y prohibición

La persecución llegó a la educación, donde los docentes eran perseguidos, vigilados, censurados. Muchas escuelas cerraron sus puertas y muchos libros infantiles fueron prohibidos para "preservar la moral en la infancia". 

Libros como:"La Planta de Bartolo", "Monigote en la arena", "La torre de cubos" o  "Un elefante ocupa mucho espacio",  fueron censurados. 

Ideas para trabajar el tema con los niños

* De nada sirve ocultar los hechos de nuestra historia o desdibujar lo sucedido. Debemos trabajar los derechos sin relacionarlos con los quehaceres cotidianos en el jardín.
Ejemplo: Trabajemos el derecho a la libertad en base a la lectura de un libro, en base a la libre expresión o en relación a acciones valederas. Pero no relacionemos el derecho a la libertad con el "ir al baño solitos", "atarse los cordones", porque nos alejamos mucho del tema que estamos abordando. 

* Podemos leer el cuento "Monigote en la arena", de la autora Laura Devetach, puesto que este libro fue prohibido durante la dictadura militar. 

Monigote en la arena

La arena estaba tibia y jugaba a cambiar de colores cuando la soplaba el viento. Laurita apoyó la cara sobre un montoncito y le dijo:—Por ser tan linda y amarilla te voy a dejar un regalo.Con la punta del dedo dibujó un monigote de seda y se fue.Monigote quedó sólo, muy sorprendido. Oyó cómo cantaban el agua y el viento. Vio las nubes acomodándose una al lado de la otra para formar cuadros pintados. Vio las mariposas azules que cerraban las alas y se ponían a dormir sobre los caracoles.

—Hola— dijo monigote, y su voz sonó como una castañuela de arena. El agua lo oyó y se puso a mirarlo encantada.—Glubi glubi; Monigote en la arena es cosa que dura poco— dijo preocupada y dio dos pasos hacia atrás para no mojarlo —¡Qué monigote más lindo, tenemos que cuidarte!.—¿Qué? ¿Es que puede pasarme algo malo?— preguntó Monigote tirándose de los botones como hacía cuando estaba nervioso. —Glubi glubi; monigote en la arena es cosa que dura poco— repitió el agua y se fue a avisar a las nubes que había un nuevo amigo pero que se podía borrar. —Flu flu— cantaron las nubes —monigote en la arena es cosa que dura poco. Vamos a preguntar a las hojas voladoras cómo podemos cuidarlo.Monigote seguía tirándose los botones y estaba tan preocupado que ni siquiera probó los caramelitos de flor de durazno que le ofrecieron las hormigas.—Crucri crucri— cantaron las hojas voladoras —monigote en la arena es cosa que dura poco. ¿Qué podemos hacer para que no se borre? El agua tendió su cama de burbujas para no mojarlo. Las nubes se fueron hasta la esquina para no rozarlo. Las hojas ni hicieron ronda. La lluvia no llovió. Las hormigas hicieron otros caminos. Monigote se sintió solo, solo, solo. —No puede ser— decía con vocecita de castañuela de arena —todos me quieren pero porque me quieren se van. Así no me gusta.
Hizo cla, cla, cla para llamar a las hojas voladoras. —No quiero estar solo— les dijo —no puedo vivir lejos de los demás, con tanto miedo. Soy un monigote de arena. Juguemos y, si me borro, por lo menos me borraré jugando. —Crucri crucri— dijeron las hojas voladoras sin saber qué hacer, pero en ese momento llegó el viento y armó un remolino. —¿Un monigote de arena?— silbó con alegría —Monigote en la arena es cosa que dura poco. Tenemos que hacerlo jugar.

Cla, cla, cla, hizo el monigote porque el remolino era como una calesita.Las hojas voladoras se colgaron del viento para dar vueltas.El agua se acercó tocando su piano de burbujas.Las nubes bajaron un poquito, enhebradas en rayos de sol.Monigote jugó y jugó en medio de la ronda dorada, y rió hasta el cielo con su voz de castañuela.Y mientras se borraba siguió riendo, hasta que toda la arena fue una risa que jugaba a cambiar de colores cuando la soplaba el viento.

* Además, podemos abordar el tema basándonos en el texto "El Golpe" de Graciela Montes. Muchas personas piensan que es muy duro para los niños, pero la autora ha respondido a estos dichos diciendo: 

“Respeto las posiciones, pero creo que los chicos están sometidos a la historia y a la crueldad de la historia. De lo que tendríamos que protegerlos es de que no vivan estas cosas, no de que no sepan”. 

Más información y recursos sobre el tema:

--> Memoria, verdad, justicia (ideas para el aula)

--> Abordar el tema en el Nivel Inicial (Sala amarilla)

--> Más ideas para trabajar la efeméride (Mis proyectos)

--> Recopilación de material sobre el tema (para niños)



11 comentarios:

  1. Es un triste episodio de la historia que debemos hacer que nunca más se repita, por eso es bueno recordarlo, y ver lo diferentes que son las cosas ahora. Nosotros también tuvimos lo nuestro, con la Guerra Civil y los cuarenta años de dictadura que siguieron. Afortunadamente todo eso ya pasó.
    Feliz finde. Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Pilar, es triste y debemos recordarlo siempre. Hechos crudos y duros de nuestros países, que no queremos que se repitan NUNCA MÁS.

      Te mando un beso enorme y feliz fin de semana para vos también!

      Eliminar
  2. Aunque el recuerdo es amargo, no hay que olvidarlo nunca, por las personas que desaparecieron vilmente para no volver nunca.
    Emotiva entrada mi querida Bere, un triste paraje de la historia viva.

    Un fuerte abrazo para todas las personas que amargamente viven de ese recuerdo y un fuerte besote con la esencia de mi primavera, pasa un lindo fin de semana amiga mía, siempre en mi corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí amiga, por los 30.000 desaparecidos, por nuestras familias, por las personas que sufrieron el miedo.
      Es una triste etapa que sigue presente y va a seguir, porque no olvidamos ni perdonamos.
      Un beso enorme Rosana! Que tengas un hermoso fin de semana. Gracias por siempre pasar por mi humilde blog.

      Eliminar
  3. Entrada valiente que enfrenta el dolor y recuerda que no se debe repetir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, con dolor pero siempre en nuestras mentes, para que no vuelva a pasar nunca más. Gracias Trinidad por tu comentario.

      Eliminar
  4. Gracias Berenice por esta entrada.Me alegra mucho que jóvenes como vos tengan muy claro estos tristes sucesos de nuestra historia y trabajen para reconstruir un presente y proyectar un futuro en donde nunca más se repitan.
    Corro a enlazarte!!

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sandri! Aunque no viví esa época de terror, mis papás y hermanos sí... y siento el dolor de las víctimas, de las personas que tenían miedo. Yo hoy no puedo recordar, porque no lo viví, pero sí puedo decir que sé lo que pasó y no olvido lo que me contaron... tampoco perdono. NUNCA MÁS!

      Un beso enorme Sandri! Gracias por el enlace :)

      Eliminar
  5. hola bere,que gran entrada amiga para que esta fecha no pase inadvertida para nadie,ni para grandes ni chicos que no vivieron esta parte triste de nuestra historia argentina que dios quiera jamas vuelva a nuestra sociedad que hoy dia aun clama justicia.

    un gran a barzo desde el corazon amiga y muy feliz fin de semana!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sony, esta fecha es importante tanto para grandes que la vivieron, como para los pequeños que no saben lo que pasó, pero deben saber.
      Nunca olvidemos.

      Un beso enorme! amiga, feliz fin de semana :)

      Eliminar
  6. Bere, preciosa entrada y muy valiente sí señor. Yo también creo que hay que hablar de lo sucedido y como bien dices tenerlo en la memoria para no permitir que sucesos así vuelven a acontecer. Me gusta el cuento del Monigote en la arena, yo también se lo voy a contar a mis niños esta semana. Un gran abrazo :)

    ResponderEliminar

Gracias por visitar burbujitaas.blogspot.com ¡Tus mensajes son bienvenidos!

 
Aviso Legal